lunes, 19 de agosto de 2019

LOS RECTORES TAMBIÉN LLORAN
 

   
 Las primeras páginas de algunos periódicos nos sorprendían  con la foto de un hombre llorando. No es corriente, no es usual, sobre todo si las lágrimas son de hombre, y además ese hombre tiene poder, ya sea social, económico o político. Según se decía después en letra pequeña, las lágrimas eran la expresión de un amor, de un compromiso de “responsabilidad”. Se me hizo un nudo en la garganta.

Mi generación es una generación de niños de la post-guerra a los que se les inculcó hasta la saciedad que nunca deben llorar, porque “los hombres no lloran”. Pero yo había visto llorar al entonces ministro de la gobernación, Fraga Iribarne, al presidente Arias Navarro y no hace tanto, también a José María Aznar. Ya veis que no me gusta el cuadro, y más cuando se nos dice que las lágrimas se producen por amor,  precisamente al tener que dejar la dirección de un “lugar santo”, “descálzate porque el lugar que pisas es lugar sagrado”. Son palabras de Rector.
¡Qué torpeza la mía!, más de treinta años en la universidad y todavía no me he descalzado. Que nadie lo tome a mal, no ha sido por irreverente sino por ignorante. No sabía, y aún no acabo de enterarme, el suelo que piso. ¿Captáis el mensaje?

El Rector de  Murcia, José Ballesta,  llora, -esta vez a lágrima viva-, al dejar el puesto de Rector “porque mi tiempo de silencio se acerca”. Se me hizo un nudo en la garganta, repito. Uno también tiene su corazoncito, ¿o no?
Las lágrimas de rector no son  lágrimas cualquiera, por eso me han llevado a pensar en la reina de Tebas, que reaccionó  con un llanto desmedido e inagotable ; en Hiria que también se deshizo en lágrimas, y sus lágrimas, formaron el lago Hiria; o en Aurora, diosa romana del amanecer,  que llora cada vez que el sol se levanta.

Y ¿por qué lloran los rectores, si todo les fue tan bien? ¡Ya lo tengo!: quienes no lloran han renunciado a toda esperanza de que sus deseos se cumplan. Mientras que los que hoy lloran es que aún tienen grandes deseos. Sin deseo no hay lágrimas.
Algunos  rectores lloran cuando tienen que dejar el sillón; pero todos tienen motivos más graves para llorar, cuando observan:
-que la universidad camina hacia un futuro incierto.
-que su estructura legal y organizativa deja espacios para la impunidad.
-que existe todavía un sistema de apadrinamiento que genera relaciones de vasallaje.
-que predomina una concepción mercantilista de la universidad tan sólo concebida como medio para obtener un empleo.
-donde la filosofía del éxito está basada en la imagen.
-y donde es necesario jugarse el tipo si se quiere ejercer la libertad de cátedra.
        
El llanto de los rectores está más que justificado, al ver la universidad que dejan.  Es el caso del rector de Murcia, que bien puede llorar ahora sus errores y su propia incompetencia. La ex-rectora de la UNED también “llora”, cuando Juan Gimeno, sale candidato con más apoyos que ella, después de fuertes desavenencias. Y el rector de Salamanca “llora” todos los fines de mes, porque se las ve y se las desea para poder pagar al personal, dada la herencia recibida de su predecesor. Todos los rectores de alguna forma tienen motivos para llorar, por no haberse enfrentado a un sistema que no se puede sostener.

Pero ¿de qué sirve llorar? Yo estoy convencido de que resolveríamos los males de la universidad, si saliendo todos a la calle y poniendo a la luz nuestras penas, nos pusiéramos en común a llorar. No basta curar la peste, hay que saber llorarla.

Después, estaríamos en condiciones de cambiar de arriba abajo el sistema. La LOU no lo va a hacer, porque no es una ley progresista. Siempre les faltó a los gobiernos del PSOE valentía para arreglar el pozo negro de la universidad. ¿Tan difícil es hacer una ley capaz de transformar la estructura legal y organizativa  de la universidad pública, donde quede garantizada su autonomía, y capacidad de acción;  al mismo tiempo, que se establecen  mecanismos estrictos de rendición de cuentas?
En cualquier caso, algo debemos hacer nosotros para consolar a quienes tienen el corazón partío

P.D.  Este escrito se publicó en Tribuna de EL MUNDO, pero recobra plena actualidad, gracias a las puertas giratorias.  Ahora son lágrimas de Alcalde.

sábado, 22 de junio de 2019



Lo de ayer en Cortijo Blanco 21 de Junio 2019

“Ellos son los Dos Olivos que están en pie delante del Señor de la tierra. Si alguien quiere hacerles daño, perecerá..." Apocalipsis 11,4. Es el último libro de la Biblia, cuya lectura encierra dificultades, pero escrito con un estilo expresivo y vigoroso.

Dejando a un lado la dimensión religiosa, cargada de dramatismo en exceso, resulta divertido por su simbolismo. Simbolismo cósmico, aritmético, teriomórfico y cromático. Es magistral la utilización que hace el autor  de los símbolos para lanzar su mensaje.

El Apocalipsis siempre me sedujo, y yo me dejé seducir; entre otras cosas porque su autor está “Loco”, y yo soy profesor de Psicopatología. La locura es un bien de los dioses, puedo decir sin temor a errar.  Y además en el Apocalipsis se me invita a la Cena: “He aquí que estoy a la puerta y llamo. Si alguno escucha mi voz y abre la puerta, entraré y Cenaré con él y él conmigo”  3, 20.

El alcance psicológico de la Invitación a la Cena, es enorme:
“La Cena que recrea y enamora”, del poeta lírico, Juan de la Cruz.
“La noche deseada, estando  ya la Cena aparejada”, del profesor universitario Tomás de Aquino.
Una Cena donde no falta ni el Aceite, ni el Vino.
Las Oliveras Centenarias  invitan al Ágape

La Cena en el Olivar  
El profesor Torrella cuenta su experiencia en las Oliveras Centenarias
_______________________________________
.../...

Post Data 
A lo largo de los últimos  años, se han tenido en el Olivar “Cortijo Blanco” hasta OCHO  encuentros  con grupos, de unas 12 personas.
Y son ya más de cuarenta  los que están enganchados a las Centenarias, bien apadrinando una Olivera, o sobre todo siendo apadrinado por ellas.
Ayer en la Cena, anuncié, “no sin inspiración divina”, la PROPUESTA DE FUTURO: Cortijo Blanco se convierte en un Lugar de Encuentros; en Grupo de Discusión para aquellos que tienen Ideales Solidarios y tratan de  organizar esos ideales. Yo aporto  los Olivos y su entorno, pero la sabiduría es cosa vuestra ¿Vale?

www.josebuendia.blogspot.com



miércoles, 19 de junio de 2019



Democracia Morbosa

“Que el Futuro no me sea Indiferente”. Esto dijo el Alcalde, cuando por dos votos logró  hacerse con el Sillón de la UMU. Hubo un descanso de 15 minutos después de la primera vuelta; lo suficiente para “comprar” los dos votos que faltaban. Yo, profesor novel entonces, no me enteraba del todo.  Más adelante,  he contemplado el nauseabundo mercadeo que se llevan los políticos. Y este Alcalde es “político”, en el mejor de los sentidos.

Pero lo que está ocurriendo ahora es “Cultura de la Obscenidad”. Democracia Morbosa, le llamo yo. Con dos votos más, puedes llevar al Paredón a cualquier disidente.

El término Demos, derivado de una antigua palabra griega,  define al gobierno del Pueblo, pero  estos regidores no son de fiar, por su adicción al Poder. El Nuevo Alcalde de Murcia es un ejemplo a seguir.
“La democracia funciona mejor con políticos salidos por sorteo”, decía Aristóteles, cuando veía cómo la política era acaparada por unos profesionales que iban a lo suyo. Estos mercaderes han olvidado que están de paso, que son perfectamente prescindibles, que sería fácil encontrar en un sorteo alguien que les iguale.

Post Data:

Nos queda los tres Jinetes de “esa Unidad de Destino en lo Universal”, que ha resucitado el fascismo en España.



martes, 18 de junio de 2019



DOMINGO, 3 DE MAYO DE 2015

                
ALCALDE DEL AYUNTAMIENTO DE MURCIA


Dimensiones: 2.40 x 2.00

Inmenso, infinito, genial..., así es el Cuadro. Y, ¡lo que son las cosas!, retrata, precisamente, a un personaje  nada ambicioso… A partir de ahora habrá que ir de vez en cuando a Convalecencia, aunque sólo sea para contemplar al Rector del Cuadro. No en vano es de cuerpo entero: mide 2.40 x 2.00; es decir, tan grande como la gestión del personaje. 

Ya estuvo expuesto en el Museo de la Universidad, pero estuvimos impacientes, esperando que lo colgasen en un lugar más digno. Una nueva ruta de peregrinaje se abre para viajeros, bohemios y adictos al análisis no tanto de las obras de arte, sino de los personajes inmortalizados en ellas ¿Es posible viajar a París y no ver la Gioconda? Creo que no me equivoco al afirmar, que en adelante será prácticamente imposible visitar la Universidad de Murcia sin ver el Cuadro

¡Míralo, y dime qué ves! Se agolparán en tu mente imágenes sin cuento, referidas a la gestión económica, creación de nuevas plazas, promoción presurosa de los más fieles…, como nunca había ocurrido hasta entonces. Todos somos deudores, de quien pasó por estos sotos con presura, y yéndolos mirando, vestidos los dejó...
Alguien, -muy listo él-, graduado en Harvard, me habla del tamaño de los demás cuadros, ahora en situación de inferioridad; de la gestión de otros que también hicieron aportaciones inestimables..., pero no hay color. 
Miro de nuevo el Cuadro y sonrío casi sin darme cuenta, casi alegre, algo aliviado. Y mi sonrisa me acerca más a los cientos de ciudadanos bienintencionados , capaces de apreciar lo grande.
Perdimos un rector como se pierde un pájaro, pero  apareció  de pronto un Político Enorme. Alcalde por el PP y provisto de producción cientifica obtenida mientras era Consejero. Viene  dispuesto a dejar la Ciudad como dejó la Universidad, es decir limpia como una patena.
Hemos tenido suerte,  el Hombre del Cuadro  administrará de nuevo  vidas y haciendas.  Y, como queda dicho, su  habilidad para engrosar las arcas públicas,  es enorme.

Post Data: 
Un profesor (F.R.C) estudioso del lenguaje no verbal,  ha contemplado el Cuadro  que reproduzco.  Y escribe lo siguiente:
Lo más enigmático del retrato es la cara, sobre todo la mirada. Este hombre solo ve con un solo ojo, el derecho. Su ojo izquierdo está sin vida, apagado, uno podría pensar que es tuerto.
El color de la cara nos invita a pensar que es amigo de cofradías y sociedades secretas, un gran vividor que busca en el poder dar rienda suelta a sus impulsos. Tal vez, en otro tiempo, le hubiera gustado ser virrey o príncipe de la iglesia…



viernes, 14 de junio de 2019



            La hybris de los políticos


 Rivera, Casado, Abascal,  Ballesta , Teodoro  y  López Miras, -entre otros-, sufren de hybris.                                       

El término hybris, derivado de una antigua palabra griega, define la arrogancia y el desprecio por las opiniones de los demás que aqueja a quienes tienen poder. Se trata de un síndrome que afecta a muchos políticos. Pero no es una enfermedad sólo de políticos, sino de quienes tienen poder. Este síndrome está causando un montón de problemas en todo el mundo. Precisamente, la crisis global financiera tuvo en su origen mucha hybris. Hasta un análisis superficial de los líderes de algunos de los grandes bancos que se desmoronaron, o de los líderes políticos que intervinieron, pone de manifiesto que la hybris subyace a todo. Normalmente el patrón lo marca el jefe ejecutivo, pero puede extenderse desde el mando hacia toda la compañía, de forma que se observa hybris colectivo.

Los investigadores británicos son quienes mejor han explorado las enfermedades de los dirigentes, y concretamente la hybris, término acuñado por el profesor Owen. La gente también sabe de su existencia, cuando dice «a ese se le ha subido el cargo a la cabeza» o «no hay quien le diga nada». Hay un desorden narcisista de la personalidad de cuyo espectro es posible que el síndrome de hybris forme parte. Por eso es necesaria la alternancia en el poder. Ocho años son más que suficientes para estar en el cargo.

Señalaré dos casos no comparables, pero en alguna medida víctimas de hybris: el presidente del Gobierno y el alcalde de Murcia. El Presidente del Gobierno recibió un enorme respeto público cuando accedió al cargo, asumiendo las opiniones de la gente, y muy concretamente sobre la guerra de Irak. Pero después ha respondido a multitud de problemas de forma hybrística y emocional. Cometió un error de juicio con la crisis económica. Intentaba fingir que no había problema, y la gente ahora no se fía. El sentimiento de impotencia y la desesperanza se los debemos a la hybris. Han tenido que intervenir los ´barones´ del partido para que, en un gesto de humildad, haga caso a alguien. ¡Ojalá no sea demasiado tarde!

El Alcalde de Murcia es una víctima en estado grave de esta enfermedad. Intentó disimular cuando el juez imputaba a la cúpula del Urbanismo, en el problema de las Nuevas Condominas, el Real Murcia, el  Tranvía etc., y cometió un error de juicio necio cuando la movilización ciudadana de San Esteban. La actitud hybrística  Cámara le lleva a perderse en los momentos en que hay que dar explicaciones y estar con la gente. El “inocente” y muy ladino  Valcárcel, con mejor olfato político, ha tenido que estar al quite, dejando al alcalde fuera de juego. La gente ya no se fía del alcalde.

Son muchos los poderosos afectados por esta enfermedad. Los hombres de las finanzas, políticos o altos ejecutivos, con una actividad frenética y a la vez cargada de responsabilidades en conflicto, suelen padecer en algunos casos hybris. Es necesario, por tanto, alertar a tiempo, establecer bien el síndrome, y tomar medidas. El líder todopoderoso, el que lo sabe todo, el que no se rebaja a consultar es el que va a cometer más errores.

En estos casos no hay que buscar exculpaciones a su comportamiento. Si ocupan un cargo hay que juzgarlos con los criterios más estrictos. No hay ninguna obligación de presentarse a un cargo democrático, pero quien lo hace, tiene que actuar con la mayor transparencia

Post Data
Este artículo se publicó hace un tiempo, pero su contenido tiene plena actualidad. La Hybris de los políticos, que nos ha tocado en suerte, no tiene desperdicio. López  Miras, Ballesta, Albert Rivera, Casado, Teodoro o Abascal, por ejemplo, manifiestan tener una Hybris de Caballo.
Otros  muchos  muestran  indicios  preocupantes de hybris.
En cualquier caso, yo recomiendo que todos ellos se pongan en manos de  profesionales. Están  en Primera Línea de Despegue hacia la Psicopatología.  Urge tomar medidas.



sábado, 8 de junio de 2019




CÓMO SE GOBIERNA UNA CIUDAD

Periandro envió un mensajero a Trasíbulo para pedirle cómo se gobierna una ciudad. Este condujo al mensajero a un campo sembrado y cada vez que veía una espiga que sobrepasaba en altura a los demás, la cortaba y la tiraba.
Periandro  entonces, comprendió y dio muerte a los mejores hombres de Corinto.

En esta tierra nuestra hubo y hay espigas que sobrepasan en altura a las demás, mujeres y hombres capaces de “gobernar la Ciudad”,  pero  han sido “cortadas” y “tiradas”.

Nos queda un NIDO DE MEDIOCRES que se perpetúan en los cargos con una frivolidad que espanta. Mañana,  día de la Región, cantarán otra vez el “Murcia qué hermosa eres”.
Mientras tanto cada vez son más los murcianos que toman medidas para no contaminarse con las SIMPLEZAS que estos regidores propagan.




viernes, 7 de junio de 2019



 SOMOS LOS PRIMEROS

Hubo un tiempo en que la Región de Murcia estaba en lista de espera, y aparecía siempre en los medios nacionales como el furgón de cola de este espléndido país, que es España. Ahora, por nuestros propios méritos; y ¡eso sí!, por el inestimable trabajo de nuestros gobernantes hemos avanzado tanto, que somos los primeros. Murcia  es el número uno dentro del ranking nacional en temas de capital importancia.
Una periodista de El Mundo,  quiere saber lo que  pienso sobre esto, como si yo  fuera sociólogo o politólogo. “No puedo, corazón”, le he dicho, porque desde hace un tiempo,  pienso mucho y hablo poco. Además, en Murcia siempre hay algún personaje influyente que se apresura a intervenir para que te calles.

Pero esta mujer, como buena periodista, no ceja; y utiliza todas sus dotes, hasta que me convence. A renglón seguido me pone los “deberes”: Se trata de  que los murcianos aparecen con la mayor tasa de alcoholismo en el  ranking nacional. También de que los niños murcianos de entre 10 y 14 años son quienes más “chatean” y usan el ordenador para jugar. Y por último, el puesto destacado que Murcia ocupa en problemas urbanísticos.

Me he quedado de piedra, porque es casi una tesis doctoral lo que me pide. “Déjame, déjame unos días que me documente”, le digo.  
Hoy, he sido yo quien le ha enviado un mensaje:
Es cuando menos sorprendente que no se hayan tomado medidas mucho antes con los implicados en irregularidades urbanísticas; con los padres permisivos que no se enteran lo que beben y consumen sus  hijos; y con cuantos hemos estado callados tanto tiempo  ¡Que nos detengan!  
Todos somos responsables, en cierta manera, de lo que ocurre. Hay situaciones en las que no tenemos más remedio que reaccionar, y la más importante de todas es el fracaso en la educación de niños y adolescentes.

Y una Post Data:
En el  día de la Región, 9 de Junio, nuestros regidores, -adictos a la imagen-, repiten hasta la saciedad “Murcia, qué hermosa eres”; con  los mismos discursos, las mismas medallas, los mismos sillones, los mismos papanatismos. Pero el déficit cultural de nuestra Región, no es motivo para vanagloriarse.


jueves, 25 de abril de 2019



Un Futuro sin política
Unos políticos sin futuro

“La democracia funciona mejor con políticos salidos por sorteo”, decía Aristóteles cuando veía cómo la política era acaparada por unos profesionales que iban a lo suyo. Han olvidado que están de paso, que son perfectamente prescindibles, que sería fácil encontrar en un sorteo alguien que les iguale.

El sociólogo alemán Radkan denominó a los años previos a la Primera Guerra Mundial  “El Tiempo del Nerviosismo”. Antes de que la gente se matara en Versalles, se llegó a un clima de histeria colectiva.
Cuando oigo hablar a algunos políticos o periodistas acusando a los otros hasta extremos  inimaginables,  y empujando a la gente al odio, piens0 en “el Tiempo del Nerviosismo”. La intensificación del fanatismo, prepara a la gente para el drama.

Será bueno conducir  a estos políticos a “la muerte”  política. Pero no podemos vivir condenados a un futuro sin política.

Post Data
Veo con preocupación que son muchos los que manifiestan que votarán a BOX. Y algunos son hombres o mujeres de la Cultura.
¿Por qué se ha producido este fenómeno?
Esos políticos de vía estrecha  que jalean a la gente, no son conscientes de lo que están haciendo. No se puede jugar con fuego. Se está creando una atmósfera que más tarde será muy difícil controlar.



miércoles, 17 de abril de 2019



Lo más necesario de la vida:

El difícil don de la verdadera amistad. Los cuatro  o  cinco amigos totales que uno logra en su vida, y de cuya existencia te parece imposible prescindir.

En estos momentos, yo sólo necesito  a nadie. Si acaso, un pedazo de Dios y una manzana.






jueves, 4 de abril de 2019



La Higuera
La vieja higuera de Cortijo Blanco
“La Higuera”, le  llamaban, con personalidad.
Es parte de la casa donde vivió el abuelo
Pensé que sería eterna
pero ya no brotó...


miércoles, 3 de abril de 2019



La Higuera

Porque es áspera y fea,
porque todas sus ramas son grises,
yo le tengo piedad a la higuera.

En mi quinta hay cien árboles bellos,
ciruelos redondos,
limoneros rectos
y naranjos de brotes lustrosos.

En las primaveras,
todos ellos se cubren de flores
en torno a la higuera.

Y la pobre parece tan triste
con sus gajos torcidos que nunca
de apretados capullos se viste...

Por eso,
cada vez que yo paso a su lado,
digo, procurando
hacer dulce y alegre mi acento:
«Es la higuera el más bello
de los árboles todos del huerto».

Si ella escucha,
si comprende el idioma en que hablo,
¡qué dulzura tan honda hará nido
en su alma sensible de árbol!

Y tal vez, a la noche,
cuando el viento abanique su copa,
embriagada de gozo le cuente:
¡Hoy a mí me dijeron hermosa!
                  Juana de Ibarbourou





Amistad  o  Poder 

El desarrollo humano ofrece dos alternativas,  la Amistad o el  Poder.

El Poder conduce a un Yo con ideología de dominación, y  la Amistad  conduce  al misterio de la existencia, al  sentido de la vida.
Itaque, non aqua, non igni, ut aiunt, pluribus locis utimur quam amicitia”. (De amicitia VI,22). “Ni el agua, ni el fuego son más útiles que la amistad”; dice  Cicerón   en el De Amicitia. (Ni el Aceite, ni el Vino son más necesarios que la amistad, me atrevo yo a decir).

Gracias a los amigos recibimos auxilio cuando nos faltan palabras para medir la altura de la alegría o del dolor. Su mirada tiene un inagotable poder reparador. La amistad es sabiduría. Estoy hablando no de una “amistad” interesada y convencional, sino de una experiencia radical de gratuidad.

“Ecce sto ad ostium, et pulso: siquis audieris vocem meam, et aperuerit mihi ianuam, intrabo ad illum, et coenabo cum illo, et ipse mecum (Ap 3.20). “He aquí que estoy a la puerta y llamo: si alguno escucha mi voz y abre la puerta, entraré y cenaré con él, y él conmigo”. El que encuentra un amigo, tiene un tesoro.

La amistad para que tenga efecto, requiere de un cultivo diario, como las Oliveras Centenarias, que nosotros cultivamos. Por eso no es posible tener muchos amigos. La amistad requiere intimidad.

La verdadera gramática de la vida es el compartir. En este sentido, la Escuela inglesa de Psicología Clínica señala como criterios de Salud Mental, la capacidad de Dar y Recibir. El que no da nada, no es una persona sana. Todos tenemos algo para dar.

Déjenme que rompa una lanza por un colectivo de profesionales que lo dan todo. Me refiero a la Organización “Médicos sin Fronteras”, a la que yo pertenezco. Ellos se juegan la vida todos los días. Sólo hay que mirar la ayuda que prestan a los refugiados en este momento.

Por mi parte, puedo decir que tengo Amigos. Vosotros sois mis amigos.


sábado, 16 de febrero de 2019


COMO EL OLIVO

Pidió que le asignáramos una Olivera Centenaria en el Paraje Cortijo Blanco. Y muy cerca de Atenea hay una placa en el tronco de "Henar", que nos indica  que es ella su protectora. No pienso quitar la placa aunque  esté huérfana la olivera. Mi amiga tenía especial querencia a las Centenarias; y yo he tenido el privilegio de compartir  ilusiones, palabras y ternura.
Henar es el nombre del Olivo.
Recuerdo las largas conversaciones  en la Universidad de Salamanca, los paseos  en Laguna de Contreras, las divertidas  sobremesas, donde no faltaban las bromas y chanzas propias de quienes han aprendido a tomarse la vida con el necesario sentido del humor para que todo resulte más llevadero. Descanse en paz más allá de donde se oculta el Sol.  


martes, 5 de febrero de 2019


MALDICIÓN
La “condena” pronunciada el Jueves pasado contra los subsaharianos por los alcaldes, tiene un carácter de maldición. No sé si soplaba el simún cuando un avión llegaba desde Canarias al Aeropuerto de San Javier con inmigrantes. Sin duda en la Región de Murcia a esa hora se había extasiado esa humanidad característica de los alcaldes de la zona con el uso de la vara, que habían estado varios años sin usar.

La prensa nacional nos alarmaba con una noticia de alcance que quiere ser solución: “ El Alcalde de Murcia da orden de detener a los subsaharianos”. Al leerla me dije: “este alcalde tiene un Plan”.  Mientras, el edil de San Pedro del Pinatar, con “mejores” sentimientos, les obsequia con un paseo en autobús hasta la misma sede de la Delegación del Gobierno; porque hay que “dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios”.

Después comparecen los ediles de Torre Pacheco, Fuente Álamo, San Javier y sobre todo la Alcaldesa de Cartagena hablando de “humanidad”, “trato vejatorio”, “clima de tolerancia”, con una unción que encoge el alma. ¡Qué escenas tan llenas de ternura! Algunos apelan incluso a “Jesús Abandonado”, que nunca estuvo, precisamente, tan desvalido y desamparado. 

Pero, ¿de quién son los inmigrantes? ¿del Cesar o de Dios?  El asunto empezaba a cobrar tintes paranormales.  Y todos compiten y rivalizan en proponer soluciones “políticas”, -nunca mejor dicho-, al principal problema que tiene nuestro país: la inmigración.

Las reacciones han dejado al desnudo el alma murciana: vengadores, compasivos, resentidos, generosos, hipócritas, magnánimos o empecinados los ciudadanos van emitiendo su veredicto sobre inmigrantes y alcaldes. Cada murciano es un tribunal de apelación, pero a nadie causa asombro lo movedizo de las conciencias. Aquellos que apoyaban el acuerdo entre populares y el Gobierno Canario, son ahora los más justicieros. Y los otros, que han prometido ordenar lo que estaba en desorden, tienen ahora que tirar de hemeroteca para recordarnos que el origen oculto de los hechos viene de lejos. Así es la almadraba para pescar “atunes del Mar Menor”.

La experiencia solidaria del ladrillo, de los alcaldes que han salido a la palestra, -todos con el mismo signo -ya es casualidad- ha convertido a “Murcia Acoge” en una entelequia.  La inmigración tiene carácter de maldición.

Enero de 2004

                                                                                

martes, 29 de enero de 2019


NIDO DE MEDIOCRES

Leo El País, -mi periódico de siempre-, y observo que ya no es mi periódico. Compro el Mundo -que nunca me gustó- pero publica algunos de mis escritos. Y por supuesto no veo la Televisión, ni siquiera la Sexta. Tengo fobia a los predicadores.
Una intervención semanal en Onda Cero, me basta para mantener el pulso con las inquietudes de la gente.

En la Radio no hablo de corrupción, ni de autoengaño, ni de los políticos de vía estrecha que hay en la Región, ni del “nido de mediocres” que pasan sus días de forma placentera en la Administración Pública; ni del Nepotismo en la Universidad y la incompetencia de algunos “mandarines” que se perpetúan en los cargos con una frivolidad que espanta. Los Rectores, por lo visto, no se enteran.

Claro que mi “discurso” no es aséptico. Trato, en positivo, de dar las claves para una vida saludable y comprometida. Los ciudadanos deben tomar medidas para no contaminarse con las SIMPLEZAS que se propagan a diario.

En fin, amigo Fabio, estoy en una situación de hartazgo insufrible, convencido de que las proclamas de los políticos y los mensajes de los medios en general, son patógenos. Su toxicidad es extrema.

Pero no podemos permitir que nos condenen a un futuro sin política.