lunes, 11 de mayo de 2020





Contra el Coronavirus

Mañana saldré a la calle, ya "Llorado".

No encontrarás en mí ni una lágrima.

Gracias, gracias, Amig@s.

Abrazos. Si nos dejan darlos

TENGO MIEDO
Desde mi juventud aprendí que tenía que hablar, sin miedo, de lo que me importara. Y como profesor introducía habitualmente preocupaciones propias y colectivas en mi discurso. Nunca tuve ningún miedo a lo largo de cuarenta años de docencia, ni tampoco como columnista; pero ahora he de confesar que tengo miedo. “Tengo miedo, mucho miedo, miedo de quererte”. Los “talibanes” han decidido intimidarnos, y ¿quién es el guapo que no le tiene miedo a un talibán?
El miedo se puede manifestar de diferentes formas: Shakespeare nos narra en el Mercader de Venecia las características peculiares de un personaje que tenía miedo a los gatos. Freud dedicó uno de sus escritos al caso Juanito, un niño de cinco años que manifestaba un intenso temor a los caballos. Y quién no conoce a alguien que huye ante la presencia de una cucaracha. La persona que tiene miedo muestra casi siempre signos de ansiedad cuando se encuentra en presencia de quien lo produce; y siente palpitaciones, dificultades respiratorias y sobre todo temblor en las piernas. Yo puedo llorar por un ojo, porque sólo tengo temblor en las piernas, y únicamente cuando habla algún político; es decir siempre.
Estoy de enhorabuena ante esta tentativa de intimidación por parte de una organización, -coincidencias de la vida-, que lleva mi nombre. Ya no habrá necesidad de perder el tiempo celebrando aniversarios, mientras ponen orden en las voces discordantes, y emulando a Los Niños del Coro, caminan todos a una, como dios manda ¿Saben qué? Me están dando ganas de gritar “Viva España”; yo que nunca fui nacionalista.

Estamos en una sociedad miedosa y esto se pega, incluso llevando Mascarillas. Es como una enfermedad. Desde hace varias semanas contemplo mi enfermedad, viendo las caras con las que me miran los demás. La mirada del otro se convierte en el espejo donde te miras. Es la mirada del miedo, y no se puede vivir con miedo. Uno de los efectos del miedo, decía don Quijote, es turbar los sentidos, y hacer que las cosas no parezcan lo que son.
Propongo que se creen “unidades de tratamiento del miedo” en los centros de salud, igual que existen las unidades de tratamiento del dolor. El miedo hay que considerarlo como lo que es, un problema de salud. Y difícilmente se podrá creer que nuestra sociedad progresa si no es venciendo el miedo.

Mientras tanto, me relaja tararear: “tengo miedo, mucho miedo, miedo de perderte…”
Post Data:

Uno de cada cinco españoles presenta síntomas “significativos” de depresión durante la actual crisis a causa de la pandemia del Coronavirus. Estudio llevado a cabo por colegas de la Complutense.

lunes, 9 de marzo de 2020

  
EL HOMBRE DEL CUADRO

Dimensiones: 2.40 x 2.00

Inmenso, infinito, genial..., así es el Cuadro. Y, ¡lo que son las cosas!, retrata, precisamente, a un personaje  nada ambicioso… A partir de ahora habrá que ir de vez en cuando a Convalecencia, aunque sólo sea para contemplar al Rector del Cuadro. No en vano es de cuerpo entero: mide 2.40 x 2.00; es decir, tan grande como la gestión del personaje. 

Ya estuvo expuesto en el Museo de la Universidad, pero estuvimos impacientes, esperando que lo colgasen en un lugar más digno. Una nueva ruta de peregrinaje se abre para viajeros, bohemios y adictos al análisis no tanto de las obras de arte, sino de los personajes inmortalizados en ellas ¿Es posible viajar a París y no ver la Gioconda? Creo que no me equivoco al afirmar, que en adelante será prácticamente imposible visitar la Universidad de Murcia sin ver el Cuadro. 

¡Míralo, y dime qué ves! Se agolparán en tu mente imágenes sin cuento, referidas a la gestión económica, creación de nuevas plazas, promoción presurosa de los más fieles…, como nunca había ocurrido hasta entonces. Todos somos deudores, de quien pasó por estos sotos con presura, y yéndolos mirando, vestidos los dejó...
Alguien, -muy listo él-, graduado en Harvard, me habla del tamaño de los demás cuadros, ahora en situación de inferioridad; de la gestión de otros que también hicieron aportaciones inestimables..., pero no hay color. 
Miro de nuevo el Cuadro y sonrío casi sin darme cuenta, casi alegre, algo aliviado. Y mi sonrisa me acerca más a los cientos de ciudadanos bienintencionados , capaces de apreciar lo grande.
Perdimos un rector como se pierde un pájaro, pero  apareció  de pronto un Político Enorme. Alcalde por el PP y provisto de producción cientifica obtenida mientras era Consejero. Viene  dispuesto a dejar la Ciudad como dejó la Universidad, es decir limpia como una patena.
Hemos tenido suerte,  el Hombre del Cuadro  administrará de nuevo  vidas y haciendas.  Y, como queda dicho, su  habilidad para engrosar las arcas públicas,  es enorme.

Post Data: 
El profesor F.R.C,  estudioso del lenguaje no verbal,  ha contemplado el Cuadro  que reproduzco.  Y escribe lo siguiente:
Lo más enigmático del retrato es la cara, sobre todo la mirada. Este hombre solo ve con un solo ojo, el derecho. Su ojo izquierdo está sin vida, apagado, uno podría pensar que es tuerto.
El color de la cara nos invita a pensar que es amigo de cofradías y sociedades secretas, un gran vividor que busca en el poder dar rienda suelta a sus impulsos. Tal vez, en otro tiempo, le hubiera gustado ser virrey o príncipe de la iglesia…

www.josebuendia.blogspot.com

viernes, 6 de marzo de 2020

MEDALLAS PARA TODOS
El tiempo aquí parece haberse detenido; al menos así lo percibo yo. Ojeo los periódicos y leo con emoción la noticia: La universidad de Murcia, concede Medalla de Oro a los Rectores (a todos). Pensaba yo, torpemente, que no habría ya aciertos tan destacados como “El Cuadro de Cuerpo Entero” que la UMU dedicó al Alcalde. Pero no, no; entre otras sabias decisiones están las Medallas de Oro.
El acierto y la capacidad de inventiva de los órganos de gobierno al conceder galardones, supera ya con creces a la UCAM, que con tanta destreza, dirige su Altísimo presidente. Hay murcianos que en poco tiempo han recibido hasta dos medallas de oro (sic).
Si repasamos la lista de políticos murcianos y personas influyentes, vemos incluso que hay “poca medalla para tanto candidato”. En cualquier caso, mi satisfacción por el rumbo que desde hace unos años está tomando la UMU.
Estoy seguro que un día no lejano, la universidad de Murcia, se convertirá en Estatua de Sal; mientras que la obra de los kikos en la colegiata de los jerónimos, pervivirá atravesando la “intransigencia” de los científicos.
JOSEBUENDIA.BLOGSPOT.COM
Comentarios
Escribe un comentario...

SPANISHREVOLUTION.ORG
El mundo permanece ciego ante la tragedia humana en las islas griegas. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), miles de refugiados, abandonados a su suerte por Turquía, se han congregado a lo largo de los 212 km de la frontera terrestre greco-turca que corre a lo largo del...

jueves, 5 de marzo de 2020



Zaplana y un Rector de Murcia

Zaplana crea la Universidad “Miguel Hernández”. Y para dotarla de contenido y prestigio, arrebata a la Universidad de Alicante la Facultad de Medicina.
El entonces rector, Andrés Pedreño, entendió que esta segregación forzosa, vulneraba el principio de autonomía universitaria. Y se declaró “la guerra”. El momento más tenso tuvo lugar en  1996.  Zaplana desembarcó en el campus , arropado por un amplio elenco de altos cargos del PP, dispuesto a presidir el acto académico de la apertura de curso. Pero el Rector Pedreño, decidió negarle la presidencia amparándose en el principio de autonomía universitaria. Zaplana montó en cólera y con su séquito, abandonó el paraninfo.
La Conferencia de Rectores (CRUE), el Consejo de Universidades y los rectores europeos censuraron los métodos usados por Zaplana para crear una universidad.  Pero fue inútil. Zaplana tenía mucho poder y sabía usarlo. La Miguel Hernández (¡Mira que llamarle “Miguel Hernández” a la de Zaplana!) tuvo como primer rector, a Jesús Rodríguez Marín, hermano del entonces senador del PP Juan Rodríguez Marín.
Me interesó el caso, porque yo mantenía una relación profesional con profesores de la Facultad de Medicina,  dispuestos a emigrar a otras facultades con tal de no ir a Elche. Y eso hicieron.
Redacté entonces un escrito sobre el Poder, que publicó EL MUNDO, en Tribuna. Pensaba yo, que pasaría desapercibido, ya que estaba firmado por “un don nadie”. Pero no; criticar la universidad de Zaplana y cuestionar al rector nombrado a dedo, no era lo legitimado, y mucho menos si lo hacía un profesor de Murcia, de edad provecta.     

Es entonces cuando el rector de Murcia, hoy alcalde, interviene.  Estaban preocupados en Convalecencia  por Jesús, “a quien el sillón le viene grande”, había escrito yo,  entre otras cosas. Este rector había sido alumno mío, y cuando llegó la fecha de los exámenes tuve un aluvión de llamadas de personas influyentes.

La regañina del rector de Murcia se refería especialmente   a una frase de mi escrito: “mi exalumno el Rector de Elche a quien el sillón le viene grande”
Me cuentan que desde que se publicó este artículo en la prensa nacional es nombrado en ambientes universitarios, como “a quien el sillón le viene grande”. Nunca pensé que mi modesta columna, pudiera llegar tan lejos.

 Como es obvio, estoy apesadumbrado de haber podido incordiar a unos rectores que saben como nadie, expresarse en clave de “estilo universitario”, es decir: sin que se sepa, sin que se diga, sin que se note.

P.D
Este Poderoso Personaje vuelve a ser Noticia. Que la Justicia  le sea leve.




martes, 3 de marzo de 2020


UN MASTER PARA NUESTROS REGIDORES

¿Se ha dado usted cuenta cómo habla el Presidente de Murcia? Pues no, no sé; no suelo escuchar a los políticos. Dice “Ahiga” en intervenciones públicas, y “ni tan siquiera”…
Mira, Lola, estamos en Murcia y aquí no es importante cómo se habla. Si es interesante el contenido de lo que se dice. Claro que para hablar correctamente y con sentido, hay que tener algo que decir.
Tanto ha insistido esta veterana profesora de la UMU, que he decidido hacer algo para mejorar el lenguaje de nuestros regidores, y principalmente del presidente López Miras.
¡Y si organizáramos un Master para aprender a hablar! No es broma; un master, que es lo que se lleva ahora, puede mejorar la forma de hablar de quienes tienen por oficio “sus proclamas”.

Yo he decidido pedir al Rector de la UMU que organice de manera apremiante, un Master sobre la Lengua Castellana, al que deberán asistir cuantos ocupan cargos o aspiran a ellos en esta Región.
Pero ¿esto dará votos?


JOSEBUENDIA.BLOGSPOT.COM

lunes, 2 de marzo de 2020


Con una frivolidad 
que espanta

Nuestros hijos son nuestros”, esto gritaban mis vecinas por el Centro de Murcia  ¿Es que se los quieren quitar?  No, no, pero   los profesores los adoctrinan”, dicen.

Ayer disparaban botes de humo a los niños ¡A los niños! , que trataban de escapar a territorio europeo?
Están disparando botes de gas a los niños!

Mientras tanto, aquí estamos nosotros con una frivolidad que espanta. 
Nosotras parimos, nosotras educamos”, entonaban varias madres, el sábado.

Tenemos muy buenos profesores en esta Región. Es un delito  desacreditarlos.
¿Pondrían decirme qué es el Pin Parental?

La Educación es  muy importante como para dejarla en manos de quienes no saben cómo se forma a los chicos.  



viernes, 28 de febrero de 2020



El fascinante mundo de la Cata 

La Cata del Aceite de Oliva es un Arte y una Ciencia, que no tiene excesivas complejidades, siempre que se respeten una serie de leyes no escritas.

Quien comienza a vislumbrar, a oler y a probar un Aceite de Oliva Virgen Extra, descubre un mundo de matices y de sensualidad.

Probar el Aceite, olerlo, mirarlo, analizarlo, constituye una actividad deliciosa. Yo recomiendo que hagan estas operaciones con los grandes aceites y habitúen su olfato y su paladar a las singularidades de sus aromas.

La Cata de los Aceites  de la última Añada, prevista para el jueves 5 de marzo de 2020 en Siglo XXI, es una oportunidad.



jueves, 27 de febrero de 2020



¿Qué ropa me pongo?

preguntó Catalina la Grande a su doncella horas antes de dar el golpe palaciego que le llevó a acaparar el poder imperial.

Quien va a salvar una patria no puede vestirse de cualquier forma. 
Napoleón, durante sus batallas, usaba camisa de color rojo. Pensaba que si era herido, no se notaría su sangre y los soldados seguirían luchando sin temor. Doscientos años más tarde, el Alcalde, viste de azul-marino. Se sitúa así, más cerca de Catalina la Grande. “El Gobierno de Murcia no es vasallo de nadie”, dice en sus declaraciones. “Todos los gobiernos de la Región, han ejercido su papel de manera fantástica”. “Cualquiera que se encargue del aeropuerto, lo hará bien”… Y lo dice sin inmutarse. Ni siquiera una lágrima para estas gestas tan emotivas.

Estamos ante un político adicto y piadoso. Y como queda dicho, en sus batallas, siempre usa el azul-marino. Es el color que mejor expresa el vasallaje. No le gusta el poder, pero es su sino.  

“Creo en la vida eterna”, dice en la entrevista. Y es que está predestinado a seguir manejando el presupuesto desde el Más Allá.  “Soy un hombre feliz” dice más adelante, sin ningún pudor… Y encima, se  confiesa como peligroso: “temible, cuando se sale de madre”, dice.